Crear cuenta


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Instituto humanista de psicoterapia Gestalt

Historia y filosofía

Antecedentes

El Instituto humanista de Psicoterapia Gestalt de Querétaro (IHPGQ) forma parte el consorcio  “Utopía Gestalt”, organización que además aglutina también a la Unidad de Terapia a Encuentro, Dialogo y Desarrollo y Humanidanza. El IHPGQ fue fundado en 1988 por la Mtra. en Desarrollo Humano María de Lourdes Zozaya y Rubio, reconocida pedagoga y psicoterapeuta Gestalt.

Desde su origen, el Instituto se abocó  a  ofrecer programas tanto de formación profesional a nivel postgrado, como diplomados de desarrollo personal. Los primeros van dirigidos a la capacitación de  profesionistas en relaciones de ayuda (orientación y psicoterapia) mientras que los segundos se imparten a adultos interesados en su autoconocimiento y la promoción del  desarrollo de su potencial. La ideología que subyace al quehacer institucional se nutre de la psicología humanista con especial énfasis en la conciencia, la libertad y la responsabilidad del individuo, quien es considerado como un ser en desarrollo, poseedor de un impulso vital que le compele a la actualización de sus potencialidades. Los programas de formación están diseñados principalmente a la luz de dos Enfoques: el Gestáltico el Centrado en la Persona y Sistémico  con raíces filosóficas similares y, aunque presentan diferentes metodologías de intervención, en la práctica los hemos podido conjugar adaptándolos a las personas, gracias a grupos que atendemos.

Los programas de formación en Orientación, abiertos a cualquier profesionista que trabaje con grupos son dos: la Especialidad en Orientación y Desarrollo  y la Maestría en Orientación y Facilitación de Grupos con Enfoque Humanista. Los programas de formación en Psicoterapia, son tres y corresponden a la Especialidad en Psicoterapia Gestalt, la Especialidad en Terapia de Familia y Pareja y la Maestría en Psicoterapia Humanista Gestalt. Todos cuentan con reconocimiento oficial.

Valores

En el desarrollo de la persona, grupos e instituciones, los valores son a la vez el impulso y destino del actuar, producir y convivir. Los valores surgen del descubrimiento y aprecio del individuo ante los bienes, personas y posibilidades del entorno.

Por ello, los integrantes del IHPG cuidamos que este proceso se lleve a cabo cotidianamente. Para lograrlo se establecen relaciones de comunicación continua entre todos los miembros de la institución, privilegiando los valores siguientes

Aprecio y respeto a la dignidad de la persona, así como a su capacidad de autodesarrollo libre, consciente y gozoso.

La formación como un proceso de aprendizaje significativo, condición para lograr el cambio y soporte de la experiencia, se promueve de una  manera escolarizada o autónoma, individual y grupal.

El propio desarrollo asumido de una manera integral, como estrategia y decisión fundamental para superarse constantemente.

Promoción de la libertad, ya practicada en forma individual o social, bajo criterios de responsabilidad. El servicio, no sólo como actitud o proceso de trabajo, sino como el compromiso social con los demás, poniendo a su disposición las capacidades, experiencia y conocimientos profesionales.

La creatividad como un abordaje de la realidad con características de Flexibilidad y divergencia en las opciones, la cual está orientada a la búsqueda de las mejores alternativas y su viabilidad de realización. Para cumplir sus propósitos debe estar regida por valores de congruencia entre lo que se persigue y los medios para alcanzarlo.

La empatía es privilegiada a la hora de fincar la relación humana, respetando y corresponsabilizándonos de  los procesos de crecimiento de los demás

A través del tiempo el Instituto ha ido conformando una visión y misión congruentes con su filosofía y valores:

IMG_0014

Visión

Creemos que la fuerza, energía y condiciones para el desarrollo integral de la comunidad se encuentran en las personas y en la forma en la que se relacionan consigo mismas, con los demás y con su entorno. Son las acciones conscientes de los individuos, fruto de la libertad comprometida y responsable, las que permiten convertir los obstáculos en oportunidades de aprendizaje y desarrollo social.

Misión

Formar profesionistas dentro del marco de la filosofía existencial humanista, quienes a partir de conocimientos, actitudes y habilidades congruentes con la misma, sean capaces de proporcionar las condiciones para el desarrollo de las potencialidades de los individuos y grupos en diferentes ámbitos sociales: familia, instituciones educativas, empresas y comunidades.