¿Cuándo asistir a terapia de pareja?

Cuando se percibe una insatisfacción constante en uno o ambos miembros de la pareja por diversas situaciones, ya sean internas o externas. También cuando las dificultades de comunicación y solución de los problemas se vuelven complicadas y es notorio que el malestar está aumentando cada vez más. Cuando en uno a ambos miembros de la pareja el malestar es constante cualquier situación funciona como un disparador de las dificultades.

¿Cómo saber si necesitamos terapia de pareja?

Si creen que ya intentaron varias maneras de solucionar sus problemas, si ya los consejos de amigos, familiares u otras personas no los ayudan a avanzar y las opciones se les están acabando y ya alguno perdió la motivación, un psicoterapeuta les puede ayudar a ver más claramente las opciones que tienen para mejorar su relación de pareja.

¿Cómo se hace una terapia de pareja?          

Se realiza una primera sesión en donde se aborda la problemática y se plantean cuáles son las posibles maneras de trabajo, se realiza una adecuado diagnostico en las siguientes tres sesiones para identificar cuáles son los focos a abordar y las siguientes sesiones consisten en seguir el tratamiento que se determine, de cualquier manera desde las primeras sesiones se hacen intervenciones que permitan mejorar la relación de pareja.

¿Es solo para parejas de casados o que viven juntos?

En todas las relaciones de parejas se viven conflictos aun en aquellas en donde el sentimiento que predomina es el amor, ya sea por la convivencia diaria, las creencias, la cercanía, etc. La mayoría de las relaciones pasan por conflictos, parejas de novios, matrimonios, amigos, etc. La terapia permite encontrar recursos para manejar estos conflictos.

¿Qué tipo de terapia funciona mejor?

Existen muchos estilos de terapia la que funciona mejor es la que se adapta a las características particulares de la pareja y a sus necesidades reales. Es decir se utilizan herramientas de acuerdo a lo que le funciona mejor a la pareja. Se busca crear un marco apropiado para que la pareja pueda superar los problemas que tiene.

¿Qué se puede resolver con la terapia de pareja?

A terapia acuden las parejas cuando se presenta una crisis momentánea y la quieren resolver, también cuando se tienen problemas que ya han durado años y han deteriorado la relación, cuando tienen que tomar decisiones difíciles y quieren encontrar la opinión de alguien experto y neutral, también parejas que quieren crecer juntos y ven la terapia como una opción, en los últimos años asisten parejas que aún no han formalizado su unión y que quieren prevenir conflictos futuros.

¿Para qué sirve entonces la terapia de pareja?

La terapia trata de abrir nuevas formas de relación construyendo nuevas condiciones para vivir en pareja. No importa que tan deteriorada este la relación, lo importante es que ambos miembros estén motivados a permanecer unidos y den los pasos necesarios para reconstruir la relación dándose la oportunidad de vivirse en forma diferente en pareja y aprendiendo nuevas formas de relacionarse.

La terapia de pareja también permite cuando ya se tiene la decisión de separarse de manera irrevocable a hacerlo sin tanto conflicto y dolor.  Sobre todo cuando hay bienes e hijos de por medio. En el caso de que haya hijos aunque haya ruptura de pareja la relación continuara como padres, y es necesario mejorar la comunicación que les permita tomar acuerdos.

¿Cuánto dura la psicoterapia de pareja?

El tiempo de duración depende de varios factores, como los problemas a abordar, la motivación de los miembros de la pareja a la terapia y a continuar en la relación, las características personales de cada uno, etc.

Algunas situaciones se manejan en unas cuantas sesiones, y otras se pueden llevar más tiempo, en promedio las parejas están en terapia entre 12 y 16 sesiones con duración de una hora.

¿Y si mi pareja no está interesado en asistir puedo ir solo/a?

En terapia de pareja sería recomendable que asistieran ambos  miembros de la pareja los cambios pueden ser mas rápidos y efectivos, aunque también es común que alguno de los miembros no quiera asistir o no lo vea como una opción, la pareja funciona como un sistema y cualquier cosa que realiza un miembro afecta al otro, lo que permite que cuando una persona asiste a terapia pueda realizar cambios que afectan en forma positiva a la pareja o a la familia.